El antiguo corral se ha transformado, en un pequeño jardín, respetando el suelo de dehesa. Muros realizados con la técnica de la piedra seca, dos higueras, un pequeño huerto.  Dependiendo de la época del año que nos visitéis, este espacio será más o menos generoso con el visitante.