Este espacio es común a todos los senderistas, ideal para hablar, relajarse en el sofá al calor de la chimenea y comentar la jornada con los presentes. Encontraremos libros y juegos de mesa  para el disfrute. EL muro principal de la estancia, ha sido recuperado por Eva, la propietaria y deja ver el antiguo muro, construido con la técnica de la piedra seca, hoy declarada Patrimonio Cultural, inmaterial de la Humanidad. Las vistas del salón dan al antiguo corral hoy recuperado
como zona de relax y al fondo mezclándose con el cielo, la dehesa.